¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Jugadoras de la Liga Femenil Española protestan contra la RFEF

Las futbolistas del Villarreal, Levante y Real Sociedad se manifestaron en contra de las desigualdades de profesionalización que se mantienen en la Liga Iberdrola, pero fueron sancionadas

Futbol Femenil
Por Marilyn Rebollo
Sabado, 13 de noviembre de 2021
Jugadoras de la Liga Femenil Española protestan contra la RFEF

En días previos las jugadoras de distintos clubes de la Liga Iberdrola señalaron a través de un comunicado en redes sociales que exigían que se tuviera un mayor compromiso con la profesionalización del futbol femenino español, ya que las condiciones seguían sin ser la mismas entre varones y las propias futbolistas. 

De esta manera, en los encuentros de este viernes la Real Sociedad, el Villarreal y el Levante protestaron ante la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), luego de detener por 30 segundos los encuentros respectivos y tapar el escudo del organismo. Sin embargo, los clubes fueron sancionados con 3 puntos menos y una multa de 602 euros por club.

Esto desde luego causó molestia en los equipos y con las jugadoras que consideran una injusticia y un estancamiento al futbol femenino. Conforme al artículo 111 del Reglamento General de la RFEF, la obligación de portar ese parche es sólo en las competencias no profesionales, por lo que la sanción no sería válida tomando en cuenta que desde el 15 de junio se profesionalizó la Liga Iberdrola por el Consejo Superior de Deportes (CSD), pero que no es reconocida por la federación. 

Algunas futbolistas se siguen manifestando, ya que defendidas por la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, no pretenden acatar las reglas impuestas por la RFEF donde se pretende que los clubes luzcan su logo así como el de su patrocinador principal de manera obligatoria y además gratuita, pasando por alto la decisión de los conjuntos.

Rayo Vallecano fueron las primeras víctimas

Cabe mencionar que al inicio de la temporada las futbolistas del Rayo Vallecano detuvieron entrenamientos como protesta antes de iniciar su pretemporada, esto debido a que no tenían un contrato que las relacionara directamente con el equipo, ni contaban con un seguro social, así como la ausencia de un sueldo. Ante la suspensión la Asociación de Futbolistas Españoles y los medios lograron que se firmaran esos documentos.