¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La exjugadora de Chivas, Daniela Pulido, dio a conocer la precariedad de algunos equipos en la Liga MX Femenil

La futbolista tuvo la oportunidad de ser campeona con el equipo del Rebaño, pero la situación en temas económicos comenzó a complicar su continuidad

Futbol Femenil
Marilyn RebolloPor Marilyn Rebollo
Sabado, 11 de septiembre de 2021

Luego de la decisión de Daniela Pulido de retirarse del futbol, ella platicó en un video de Youtube la situación por la cual había salido de Chivas Femenil y tomar la decisión de dejar este deporte. En ese momento se priorizó el tema salarial, el cual apuntó que se les pagaba muy poco a diferencia de otras jugadoras en su mismo equipo. 

Tras haber hablado de este tema en esa ocasión sostuvo una charla con Werevertumorro donde sacó a relucir otros temas que denotan las precariedades en las que tienen que jugar la mayoría de las futbolistas en la Liga MX, desde lo que ya se sabe de tener canchas alternas y no disputar los duelos en los estadios, la equidad salarial y las atenciones médicas especializadas, hasta la falta de recursos básicos.

En la charla, Daniela comentó que cuando iniciaban su paso por el Rebaño, entrenaban y cada quién se iba a sus casas, el uso de regaderas y comedor no se había implementado para las jugadoras, pero poco a poco fue cambiando en ese aspecto. Sin embargo, había otros clubes donde ni siquiera les daban agua en los entrenamientos y tenían que llevarlo.

Pulido argumentó que la situación con ella fue más del tema económico, porque de arranque ganaban menos de 4 mil pesos al mes y se les daba un apoyo para sus estudios, pero sus gastos personales le impidieron mantenerse. Señaló que hoy en día sólo equipos como Monterrey, Tigres, Atlas, América y Chivas han hecho cambios para que sus jugadoras estén mejor. 

Las declaraciones no fueron tomadas de buena manera por algunos aficionados, quienes apuntaron que desde que ella dejó de jugar de manera oficial han cambiado muchas cosas y que el hecho de resaltar esas declaraciones fue un retroceso para el Circuito Rosa que ha buscado ser un ejemplo para nuevas ligas en Sudamérica.