Histórico castigo

Desafilian a equipo de la Concacaf tras denuncias de intento de soborno a árbitro

El vicepresidente del club afirmó que llegarán hasta las últimas consecuencias con tal de limpiar el nombre de la institución
viernes, 26 de marzo de 2021 · 16:59

El CSD Fray de la Tercera División del futbol profesional de Guatemala fue desafiliado por la Comisión Disciplinaria de la confederación luego de que su vicepresidente fuera acusado de intentar sobornar al cuerpo arbitral para beneficiar a su equipo durante el enfrentamiento en el que cayeron por un marcador de 1-0 contra su similar de Senahú.

El club guatemalteco fue desafiliado de la Concacaf y su vicepresidente, Marcony Ottoniel Trujillo, fue suspendido de por vida. Sin embargo, el propio directivo denunció que los silbantes habrían declarado falsamente, pues asegura que en ningún momento les ofreció la cantidad de 5,000 quetazales ($13326.49 pesos mexicanos) y además de que las finanzas del club ni siquiera permiten desembolsar tal cantidad de dinero que, en todo caso, utilizarían para incentivar el rendimiento de los jóvenes futbolistas.

Los acontecimientos se dieron en la jornada 12 del campeonato de la categoría, Marcony Ottoniel Trujillo se acercó al cuadro arbitral al comienzo del encuentro para entregar las hojas de la Policía, la del Ejército, la de la Policía de Tránsito y la del Hospital, documentos que se piden al inicio de cada encuentro; y al medio tiempo volvió a entablar conversaciones con los silbantes para hacer el pago de sus honorarios y viáticos, momento que aprovechó para reclamar que sus decisiones estaban perjudicando a su equipo, pues el gol del rival había caído tras un fuera de lugar.

“Les dije que no era justo que nos jodieran de locales. Salí y fui a traer más dinero porque faltaba para pagarles, decían que faltaba, yo les pedí factura. Más fue el línea el que habló, les medio tiré el dinero y me retiré. Al final del partido salí del estadio, me retiré y fui por un helado con mi familia”

Marcony Ottoniel Trujillo aseguró en entrevista para ESPN Guatemala que le parece extraño que la medida fuera tomada un día después de que su propio club denunciara una alineación indebida por parte del rival, además, agregó que no realizará el pago de la multa de 60mil quetzales (casi 160 mil pesos mexicanos) que la Comisión Disciplinaria le impuso y apelarán la decisión hasta las últimas consecuencias con tal de limpiar el nombre de la institución.

“Vamos a apelar y nos estamos reservando el derecho de denunciar penalmente a los árbitros. La ley dice que la difamación y calumnia es tipificada como delito penal. Ellos ante el Organismo Disciplinario tienen voz y voto, pero ante el Ministerio Público todos somos iguales”

Cargando más noticias
Cargar mas noticias