¿CUMPLIERON EL REGLAMENTO?

Más de 30 mil niños llenaron un estadio para ver a Hungría tras veto a la afición

Hungría realizó una singular propuesta tras tener veto de aficionados en su recinto

Escrito en INTERNACIONAL el

En julio del 2021, la UEFA optó por sancionar a Hungría por 100,000 euros y tres compromisos a puerta cerrada como consecuencia de la mala conducta de algunos grupos de aficionados, al realizar gritos discriminatorios y racistas durante los juegos de la Eurocopa contra Portugal y Francia.

La solución de Hungría

Este sábado, 4 de junio, se disputó el partido entre Hungría contra Inglaterra  en el Puskás Arena, y pese a tener el veto, la Federación magiar encontró la forma de darle la vuelta en el inicio de la UEFA Nations League. Resulta que el juego contó con la asistencia de aficionados, ya que conforme al reglamento del artículo 173 del Código Disciplinario podía tener en las gradas a menores de 14 años.

"Conforme a la decisión del pasado otoño de la UEFA la Federación de Fútbol de Hungría (MLSZ) debe organizar el partido contra Inglaterra a puerta cerrada", indicó.

Por lo tanto, “evitó de cierto modo la sanción” al tener la excepción con los menores de edad, la respuesta fue poder contar con una asistencia de aproximadamente 30.000 niños para presenciar el enfrentamiento que terminó ganando Hungría con el tanto que marcó Dominik Szoboszlai desde los once pasos.

Los menores de edad pertenecientes a escuelas o academias de fútbol, tuvieron que registrarse en grupos de 10, cifra que estaría supervisada por un adulto. Cabe señalar que no es la primera vez que ocurre ya que en el 2021 el Sparta Praga aprovechó las letras chiquitas para tener a niños en el Generali Arena en el encuentro contra Rangers en la Europa League.