¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Compañero de Christian Eriksen da detalles sobre su escalofriante desvanecimiento

Sin duda los jugadores que estaban en terreno de juego fueron quienes pasaron momentos de angustia y desesperación 

Internacional
Por Marilyn Rebollo
Domingo, 20 de junio de 2021
Compañero de Christian Eriksen da detalles sobre su escalofriante desvanecimiento

Lo que por momentos fue una situación de tensión para los televidentes que vieron las imágenes en el primer instante, en realidad fue un impacto de muchas emociones en el terreno de juego. Cuando Christian Eriksen cae al piso, la gente murmuró algunas risas y es que en realidad nadie sabía lo que pasaba en los primeros segundos. 

Joakim Mæhle era el encargado de llevar a cabo el saque de banda para la escuadra de Dinamarca justo en el momento en el que el danés se desvaneció en el campo. Comentó que en un inicio pensó que había tenido un error al pisar y posteriormente cuando quería jugar el balón con la rodilla vio la escena.

“Aprovecho el saque de banda y por supuesto veo que es un pase especial que vuelve a poner, pero pensé que había perdido un paso o algo así. Y luego vuelve a jugar el balón con la rodilla, pero en realidad fue pase excelente y escucho a la gente detrás de mí en las gradas que se reían un poco porque probablemente se veía un poco gracioso y luego no pensé tanto en eso", externó su compatriota.

En ese momento vino el cúmulo de sensaciones en el terreno de juego, su compañero lo vi tirado en el césped y con la mirada perdida. Fue ahí cuando comenzó a solicitar apoyo de su equipo y del cuerpo médico. Para evitar que se ahogara con la lengua intentó meter los dedos a su boca para detenerla y causar algún otro daño. 

“Y luego miré hacia atrás y pude ver que Christian estaba tirado en el suelo con los ojos vacíos y completamente tenso y sí, no se veía bien. Así que rápidamente pedí ayuda y traté de meter algunos dedos en su boca. Es muy raro que te encuentres en una situación así, pero sé que tiene que hacer lo que puedas para que no se trague la lengua. Luego lo pusimos en una posición lateral como Simon (Kjaer)”, mencionó en conferencia de prensa.

El propio Mæhle relata que fue algo muy preocupante, algunos de sus compañeros lloraron, se desesperaban y se mostraron asustados porque su compañero seguía tirado en el piso en un estado crítico donde sus ojos se veían desorbitados, la cara estaba completamente pálida e incluso expulsaba espuma de su boca.