¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La historia sobre el supuesto robo del corazón de Diego Armando Maradona

Nelson Castro, médico y deportista, contó más detalles sobre la muerte del astro argentino 

Internacional
Por Luis Felipe Santana
Lunes, 22 de noviembre de 2021
Diego Armando Maradona
Foto: Chris McGrath /Getty Images

El pasado 25 de noviembre de 2020 falleció Diego Armando Maradona, por lo que su muerte sigue generando ruido en el que han salido a la luz varias conspiraciones, siendo la de su entierro 'sin su corazón' la última de ellas, de acuerdo con Nelson Castro, periodista y médico, que recientemente publicó un libro sobre el 'Pelusa' titulado 'La salud de Diego: la verdadera historia'

"Maradona tenía un cuerpo privilegiado en cuanto a su resistencia, como dijo el médico de la cardiopatía dilatada, otras personas hubiesen fallecido. El problema es que nunca quiso hacer una recuperación sostenida".

¿Diego fue enterrado sin su corazón? 

Durante una entrevista en el programa 'Almorzando con Mirtha Legrand', Juana Viale le preguntó a Nelson Castro si era verdad lo que se decía sobre Diego Armando Maradona, de que fue enterrado sin su corazón, de manera que el periodista y médico confirmó lo dicho, pero explicó el motivo del por qué le expulsaron su órgano. 

"Hubo un grupo de barras bravas de Gimnasia que planeó irrumpir y extraer el corazón (de Maradona). Eso no llegó a plasmarse porque fue un acto de una osadía enorme. Estuvo detectado que eso iba a ocurrir entonces se le extrajo su corazón además para estudiarlo porque su corazón fue muy importante para determinación de la causa del fallecimiento de Maradona. Evidentemente, la información es que está enterrado sin corazón". 

Asimismo, Nelson Castro mencionó en el programa 'Almorzando con Mirtha Legrand' que el astro argentino tenía un corazón enorme, mismo que pesaba al rededor de medio kilo, siendo 300 gramos lo normal: "Él lo tenía grande por otra cosa, no solamente por ser deportista sino por la insuficiencia cardíaca que él tuvo", concluyó.