¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Manchester City desperdició la oportunidad y Karim Benzema le da vida al Real Madrid

El esperado choque entre Manchester City y Real Madrid se dio en un increíble encuentro entre potencias del futbol mundial

Internacional
Por Artu Castillo
Martes, 26 de abril de 2022
Karim Benzema

Esta tarde se vivió la Ida de la primera Semifinal de la UEFA Champions League, donde el Manchester City recibió al Real Madrid, un cruce de gigantes donde dos candidatos, uno por estilo de juego y otro por historia, escribieron su primer episodio en la búsqueda de llegar a la Gran Final en Paris. Está claro que Pep Guardiola tiene la asignatura pendiente de darle una orejona a los ingleses, pero los Merengues no son un rival sencillo.

El compromiso inició como se esperaba, con un City que priorizaría la posesión frente a un Madrid que se mostraba un tanto amarrado. Sin embargo, la gran sorpresa llegó a los 120 segundos de tiempo, cuando los locales se adelantaron con un gol de vestidor gracias a un centro filtrado en diagonal por parte de Mahrez que fue correctamente rematado por parte de Kevin De Bruyne, quien esquinó el balón para anotar el primer tanto.

Tan solo nueve minutos después, los Citizens alcanzaron duplicar su ventaja con un pase directo para Gabriel Jesus, quien recibió de espaldas dentro del área Merengue y dio una rápida media vuelta ante un David Alaba que llegó sin mucha determinación, por lo que no pudo más que observar cómo el brasileño tiraba al segundo poste de Thibaut Courtois.

Los ataques del Manchester City eran constantes, incluso estuvieron cerca de marcar el tres por cero, pero fallaron las oportunidades, permitieron vivir al Real Madrid, un equipo que suele demostrar que si no lo terminas rápido, siempre se vuelve a levantar. Karim Benzema, el que siempre aparece, consiguió el descuento con un gran remate de primera  intención que mandó al costado del arco protegido por Ederson Moraes.

Así culminó la primera mitad, un dos contra uno que no era garantía de nada para ningún equipo, un marcador que le convenía mucho más al Real Madrid, por lo que Guardiola le pidió a los suyos atacar y defenderse bien, tareas que completaron solo en un cincuenta por ciento. Por el otro lado, Carlo Ancelotti buscaba que su equipo ofendiera más y no se fueran con la derrota al Santiago Bernabéu.

Los Citizens repitieron la fórmula del gol de vestidor, pues al 53' de tiempo corrido consiguieron el tercer gol a manos de Foden, quien remató de cabeza en una jugada vertical desde la derecha donde Fernandinho centró con total ventaja para el delantero, quien dejó la banda para incorporarse al centro. Parecía que con el tres a uno, las aguas se calmarían en el compromiso con calma para los locales, pero nada más alejado de lo que sucedió.

La reacción del Real Madrid no se hizo esperar, tan solo dos minutos después se dio una respuesta contundente por parte de Vinícius Jr, atacante que fintó con recepcionar el balón pero lo dejó pasar para superar a su marcador con velocidad, tomó toda la banda izquierda y cuando se le puso de frente a Ederson, definió de parte interna al poste más lejano para recortar nuevamente las distancias en un partido que ya llevaba cinco goles, cifra impensada en la previa de la Semifinal.

Tanto el City como el Madrid estaban enfocados en atacar, el juego se rompió y cada acción representaba peligro. Sin embargo, llegó la polémica, después de que Toni Kroos cometiera falta fuera del área Merengue, pero que el silbante optó por no marcar para dejar dar paso a la ley de la ventaja, la cual fue aprovechada por Bernardo Silva, quien controló, se perfiló, y remató ante el desconcierto de los jugadores visitantes que esperaban que sonara el silbato. Courtois no reaccionó ante la bala tirada por Silva, y el cuatro a dos se levantaba en el electrónico.

La duda arbitral quedó en el aire, pero en lugar de hundir a los visitantes, éstos se motivaron a buscar una vez más el descuento. La mística del Real Madrid se hizo presente con fervientes jugadas a la ofensiva, la presión fue tal y un defensor del City cometió mano dentro del área, significando un penal que a la postre fue cobrado a lo panenka por Benzema, dándole vida una vez más a los Merengues.

Una derrota con sabor a victoria para el Real Madrid

Luego de los primeros 90 minutos, queda claro que el ataque del Manchester City tuvo para golear al Real Madrid, pero no lo acabaron. Un tiro al poste y uno desviado en enfrentamientos uno contra uno frente a Courtois deben ser focos rojos para Carlo Ancelotti. Sin embargo, el juego en el Santiago Bernabéu pinta para que los Merengues den la vuelta apelando a su historia y capacidad de Karim Benzema. Por el otro lado, se viene la prueba de fuego para Guardiola y los Citizen.