El 'Chaco' Giménez levanta la mano para ser el futuro entrenador del Cruz Azul

Uno de sus sueños es dirigir algún día a La Máquina
Liga MX
Por Luis Felipe Santana
Miércoles, 02 de junio de 2021
El 'Chaco' Giménez levanta la mano para ser el futuro entrenador del Cruz Azul

A pesar de no haber conseguido el título de Liga con Cruz Azul, Christian Giménez es considerado por los aficionados cementeros un ídolo debido a su entrega en cada partido, de modo que el exjugdor de 40 años de edad se enamoró de la institución, por lo que uno de sus más grandes sueños a nivel profesional es dirigir algún día a La Máquina, así lo confesó en entrevista con Marca Claro. 

"Seguro que quiero estar ahí, pero por lo pronto espero mi momento; ahora quiero seguir preparándome". Confesó. 

Respecto a cómo vivió el título del Torneo Guard1anes 2021 tras 23 años de sequía, el 'Chaco', reveló que lo disfrutó mucho, de manera que se siente muy orgullo de su hijo, Santiago Giménez por lo que ha logrado a su corta edad, además, confesó que aún no les cae el 20 de la obtención del campeonato el domingo pasado ante Santos Laguna

"Después de tantos años de pasar adversidades y un montón de circunstancias difíciles, ya desde el lunes lo disfrutó mucho más, todavía a ninguno nos ha caído el veinte de lo que ha logrado Santiago, pero estamos muy contentos por lo que representa como familia, se está viviendo un momento muy lindo", indicó. 

Por otra parte, Christian Giménez habló sobre el trabajo que ha realizado el peruano Juan Reynoso al frente de los celestes, entrenador que llegó con muchas dudas luego de la vergonzosa eliminación a manos de los Pumas en las Semifinales del Torneo Guard1anes 2021. 

"Llegó con muchas dudas, fíjate que el primer factor importante y sacando un análisis profundo, fue el primer partido en Pachuca y en conferencia de prensa dijo que no importaba cómo se jugó, importaba el resultado. Desde ahí Reynoso le dio seguridad a todo el plantel. Después, hacía los cambios en el momento justo, y cuando notaba que el equipo se estaba cayendo, hacia los movimientos e ingresaban jugadores con la misma fuerza o mucho más, y ese es un mérito del entrenador. Las cargas muy bien controladas, recuperó a jugadores y a otros los potenció, es parte fundamental; si no llegas a convencer a los jugadores, no se logra; los convenció de algo muy importante y los llevó al campeonato, me quito el sombrero por un gran trabajo", concluyó. 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?