La esposa del futbolista mexicano Raúl Jiménez pensó que había muerto tras su golpe con David Luiz

Luego del encontronazo que lo dejara inconsciente en el terreno de juego, Daniela Basso pensó que el jugador no estaba vivo
Mexicanos en el extranjero
Por Redacción
Sabado, 15 de mayo de 2021
La esposa del futbolista mexicano Raúl Jiménez pensó que había muerto tras su golpe con David Luiz

Aquel 29 de noviembre de 2020 fue uno de los momentos con mayor incertidumbre por parte de todos los allegados a Raúl Jiménez cuando se mostró el fuerte encontronazo que se dio ante David Luiz en un choque de cabezas por conseguir el balón en una jugada.

La más afectada fue su esposa, Daniel Basso, quien externó en una entrevista para el The New York Times que vivió la angustia de no ver que su marido se levantara de césped y comenzó a pensar lo peor porque no había forma de comunicarse y saber lo que pasaba.

“Desgraciadamente, lo primero que pensé fue que se murió. En pantalla nunca lo vi reaccionar. Normalmente, cuando los jugadores se caen y se lastiman, ves reacción. Ahí es cuando sabes si están fingiendo o no. Pero no vi nada. No pude ver nada. No pude ver sus ojos. Era una de las sensaciones más feas en la vida”, platicó la actriz y conductora de TV.

Por varios minutos Basso estuvo con los nervios a flote porque en las imágenes no podía ver que Jiménez reaccionara y al ingreso de las asistencias médicas con total rapidez sabía que algo malo estaba sucediendo con el papá de Arya a quien tenía que cuidar pese a los momentos que vivía.

“Pasaron 45 minutos hasta que supe que estaba vivo. No sabía si estaba bien, o si estaría bien, solo vivo. Imagínese, 45 minutos en los que tuve que tratar de mantener la calma y decirme que todo saldría bien”, externó.

Posteriormente recibió la llamada del médico quien le notificó que debía trasladarse a Wolverhampton para estar en la cirugía, por lo que durante tres horas de viaje se mantuvo rezando y con incertidumbre respecto a lo que podía suceder dentro del quirófano en las próximas horas.

“El doctor sabía que tenía una bebé, prácticamente recién nacido. Cuando dijo que ‘sí, vente’, supe que era muy grave. De nuestras familias y nuestros amigos en México, fue un bombardeo. Tenía que ser fuerte. Tenía que decirles que todo iba a estar bien”, señaló.

El futbolista estuvo durante tres horas en cirugía; sin embargo, Daniela fue notificada de que la operación había sido un éxito, pero que por las restricciones que se mantenían por la pandemia, no tuvo oportunidad de verlo por mucho tiempo mientras estaba sedado.  

 

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?