¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

El arquero de la Selección Mexicana, Guillermo Ochoa, explica su error ante Panamá

Al Tricolor se le escapó la victoria por una falla atribuida principalmente al portero del equipo, quien tuvo la pelota, pero en su intento la dejó al jugador del rival

Selección Mexicana
Por Marilyn Rebollo
Jueves, 09 de septiembre de 2021
El arquero de la Selección Mexicana, Guillermo Ochoa, explica su error ante Panamá

Sí, la Selección Mexicana se quedó con el primer puesto del Octagonal en esta primera ronda, pero pudo haber sido mejor para el conjunto de Gerardo Martino. Este miércoles jugaron de visita en Panamá y los de casa lograron sacarle el empate al abrir el marcador con una anotación que puso a Guillermo Ochoa en los reflectores.

A simple vista la imagen nos deja ver que el arquero no puede detener la pelota y con ello aparece Rolando Blackburn, simplemente para rematar y poner en apuros al Tricolor que muy temprano en el reloj ya iba con la desventaja en el encuentro. Desde luego que las críticas comenzaron a darse en contra del guardameta que no alcanzó a detener el esférico y regalarlo. 

Tantas fueron las críticas que el mismo Ochoa reconoció la falla, sin embargo, también puntualizó en el hecho de que es una de las jugadas más complicadas que puede tener un cancerbero. El portero del América expuso paso a paso la situación y cómo puede llegar a ser tan complicado el estar atento a varias situaciones en cuestión de segundos.

"Fue una jugada rápida de ellos. Un centro que cruza el área, se la tocan a un jugador y un centro de estos diagonales hacia atrás, complicado porque yo no la puedo dejar pasar, tengo que atajarla y cortarla; no estoy viendo lo hay atrás de mí. Son de esas jugadas difíciles para los porteros, en la que uno no puede quitarle la mano, hay que taparla y la siguiente jugada es una parte accidental del juego, no pasa nada", explicó. 

Para el arquero el marcador no le pareció malo en términos generales, ya que se colocaron en la primera posición con siete unidades y se preparan para la siguiente etapa. Externó también que los juegos en Centroamérica suelen ser complicados y que en estas circunstancias es muy arriesgado el hecho de querer subestimar a los rivales, porque la competencia en complicada.